Rompiendo Paradigmas Económicos en la Era de la Información

Romper Paradigmas

Vivimos en una época sin precedentes en la historia de la humanidad en cuanto a oportunidades de riqueza y recursos tecnológicos se refiere. Lamentablemente en los seres humanos existen los paradigmas económicos, como las principales barreras que estancan, deforman y atrasan el progreso en las personas sin que ellas mismas se den cuenta de lo que ocurre en su mente.

Los paradigmas económicos son modelos mentales rígidos de las ideas y experiencias repetidas y cultivadas por las personas en dónde se combinan los efectos de la Educación Tradicional basados en modelos de producción económicos de la Era Industrial, segunda mitad del siglo XVIII y principios del siglo XIX, cuyas consecuencias llegan hasta nuestros días.

Mira el siguiente video antes de continuar:

La era industrial fue la gran causante de la especialización y el empleo como principales fuente de conocimientos e ingresos de la gran masa de seres humanos que no poseía capital económico ni aptitudes para montar un negocio propio.

Aunque anterior a la Era Industrial existió la Era Agrícola donde basados en una economía agraria las personas en general salvo la realeza trabajaban la tierra y vendían o intercambiaban sus cosechas, teniendo así las familias sus negocios particulares.

A partir de 1990 con la introducción de los avances en los equipos de cómputo y la creación del Red Mundial de Información “Internet” el salto en cuanto al comercio de la información y el acceso a oportunidades económicas que integran a los diferentes países ha sido astronómico.

En cambio en las dos épocas anteriores que nos precedieron la Agraria y la Industrial la riqueza se medía o bien por el número de tierras administradas o por la especialización de la información y el ascenso por la escalera corporativa. Mientras que hoy día debido a los recursos tecnológicos la riqueza económica se mide en la velocidad de la información y  en este orden de ideas en esta época para aprovechar la riqueza no se trata de que cada quien tenga una información diferente y especializada como ocurre con los programas de la Educación Tradicional, sino en que el mayor número de personas compartan una misma información útil y práctica para beneficio de todos a la velocidad de la fibra óptica y de la banda ancha.

Así ocurre por ejemplo ahora con los negocios de publicidad y redes que aprovechando estas condiciones actuales sin precedentes del mercado, han dado un salto espectacular y de hecho los modelos de negocios de estas empresas que antes estaban basados en la compra y venta de productos físicos y reclutamiento de personas a nivel local, hoy en día pasan a comercializar servicios y productos virtuales y a incorporar en sus redes u organizaciones de afiliados a personas de todo el mundo en tiempo récord. Optimizando tiempo y dinero y creando una gran distribución de la riqueza en beneficio de quienes mantienen una mente abierta y preparada para agarrar y aprovechar al máximo este tipo de oportunidades.

Como decíamos al comienzo los paradigmas económicos son el principal obstáculo para aprovechar este tipo de oportunidades ya que muchas personas padecen una programación mental anticuada donde todavía buscan y se aferran a los modelos de producción antiguos: especialización del conocimiento, empleo y búsqueda de privilegios en el ascenso por la escalera corporativa, sin detenerse a pensar o cuestionar siquiera si la raíz a sus problemas económicos que en muchos casos sufren varias de estas personas sean sus modelos mentales impuestos, aprendidos o autoimpuestos.

De modo que la forma más adecuada de responder a estos cambios que trae la Era de la Información es mantener un pensamiento flexible que se adapte a los nuevos medios y elimine entre otras cosas los siguientes modelos mentales o paradigmas económicos:

  • La única forma segura de tener una oportunidad económica estable e importante es estudiando muchos años, luego trabajando otros tantos para finalmente tener una pensión decente en los últimos años de la vida.
  • Es mejor no arriesgar con lo nuevo de modo que es mejor quedarse con lo viejo conocido, por duro que sea y los pocos resultados en términos de dinero y tiempo que dé.
  • Hay que trabajar como burro muchas horas del día para ganar un sueldo estable y tener un nivel de vida importante o aceptable.
  • Las oportunidades económicas son para aquellos que tienen privilegios: nacieron en cuna de oro, tuvieron acceso a la educación, tienen influencias o talentos especiales.
  • La tecnología es complicada y difícil y su efectividad es limitada. Por lo tanto hace falta mucho tiempo para demostrar que funciona realmente.
  • Cómo puede alguien ocuparse en vivir mejor si está  ocupado todos los días en sobrevivir.
  • Si el gobierno diera mejores condiciones de trabajo y estudio y más apoyo estaríamos mejor económicamente.
  • Para mejorar mi situación económica actual lo que tengo que hacer es estudiar más y especializarme para aspirar a un mejor cargo con un mejor sueldo.

Analizando estos argumentos y hábitos mentales que las personas utilizan para restringir sus avances económicos, hay que decir que la mente subconsciente o parte inconsciente de su mente cuya definición formal es: ” Programa de actos, pensamientos y emociones repetidas que ejecuta acciones en cualquier persona y que obliga a seguirlos haciendo” tiene total incidencia en este tipo de situaciones y es la responsable de llevar a los seres humanos a afirmar e insistir en este tipo de pensamientos, actitudes, acciones y comportamientos.

Por otro lado algunas de estas concepciones económicas pudieron funcionar en su momento pero ahora son anticuadas en la Era de la Información, como la de llenarse de más educación especializada con el ánimo de mejorar la propia situación económica, porque si bien la Educación Tradicional sigue siendo válida en la mente de los niños, jóvenes y adultos en la medida en que desarrolla y fortalece las capacidades cerebrales y aporta diferentes talentos a los campos económicos de la sociedad, no es en este momento histórico para un adulto responsable la única ni la mejor opción para construir un futuro económico promisorio y abundante.

Por tanto conscientes de estas limitaciones humanas impuestas y muchas veces autoimpuestas, lo más recomendable es iniciar la construcción de nuevos paradigmas que reemplacen y neutralicen a los ya existentes con el ánimo de evitar la pérdida e identificación de las oportunidades en una época como esta donde la tecnología debe ser considerada como una de las principales herramientas para mejorar la calidad de vida de los seres humanos en especial la económica, porque su función principal es la de hacerle la vida al hombre más sencilla, descomplicada y productiva.

A diferencia de aquellos que se empeñan desesperadamente en hacer las cosas a su manera y apegados a las viejas formas de obtener ingresos y posición social con mucho trabajo físico, esfuerzo, fatiga, quebrantos temporales o definitivos en la salud, ausencia en sus hogares  y largos años de estudio, muchas veces enfrentando deudas cuantiosas por ello que duran años y que afectan negativamente el balance económico de los hogares.

Desde otra óptica de las cosas sabemos también que con respecto a la Era del Información y en especial de los recursos que se encuentran disponibles en línea, existen también propuestas serias y engañosas.

Sin embargo Internet como tal ya es un medio establecido y preferido por empresas y personas serias para mercadear sus productos y servicios. Y es sin duda el medio de comunicación con mayor proyección en los años venideros porque ha democratizado el uso de la información y permite el libre acceso a ella. Ya que en ausencia de monopolios que la controlen y exploten, permite a casi cualquier individuo que obtenga una educación básica y continuada sobre su manejo, aprovecharse de los medios y recursos virtuales que esta le proporciona para comenzar una actividad económica adicional que puede convertirse en su ingreso principal extraordinario.

Con lo expuesto y analizado hasta el momento nos quedan entonces dos inquietudes por resolver:

1. ¿Cómo hacer para vencer o cambiar la programación mental negativa que atenta y bloquea las oportunidades de progreso económico?

Esta respuesta no es sencilla porque hace parte de la vida diaria de toda persona y para lograr esto nada mejor que emprender un programa personal de autocapacitación diario como lo recomiendan las más exitosas compañías de mercadeo en red haciendo uso de información en recursos de audio, video y texto, así como también de la lectura de libros recomendados y asociándose con personas exitosas que tienen intereses similares y que desarrollen actividades económicas relacionadas.

2. ¿Cómo reconocer en la Era de la Información las oportunidades serias y buenas de las malas y engañosas?

En este momento existen varios medios en línea para saber si una actividad o propuesta económica es un fraude.

En primer lugar los motores de búsqueda registran las opiniones del público a nivel mundial sobre una empresa o persona que se encuentre promoviendo actividades económicas y cuando algo no funciona, es una mentira o un engaño el efecto es exponencial y aparecerán muchas negativas de personas que alertan sobre el peligro. Aunque también puede ocurrir que algunas personas envidiosas hablen mal de una empresa o propuesta porque les quita participación en el mercado. Por lo tanto las opiniones del público hay que dividirlas entre objetivas y supuestas. Y tales individuos  en caso de expresar una opinión negativa de una compañía o propuesta deberán aportar y demostar pruebas reales en su testimonio.

En segundo lugar los sitios seguros en Internet tienen Políticas de Privacidad exigidas por los motores de búsqueda como Google y ofrecen Navegación y Entornos seguros. Y  aquellos que tienen transacciones electrónicas deben tener protocolos de seguridad que garantizan las transparencia de las operaciones electrónicas y la protección de datos personales.

En tercer lugar en este momento le queda muy difícil a las empresas y personas que tienen sitio web cometer abusos en la red pues los motores de búsqueda proporcionan ahora calificaciones al desempeño de sus actividades y esto las puede afectar en el corto, mediano y largo plazo. De modo que cuidar la imagen corporativa o personal desde el inicio en sus actividades en línea es una necesidad y una responsabilidad, de lo contrario el efecto negativo será viral, astronómico, catastrófico y permanente.

Las empresas con experiencia o reconocidas que anuncian sus propuestas en línea por otra parte tienen la ventaja adicional de que traen su imagen confiable y experiencia en el mercado fuera de línea.

A continuación haremos unas breves recomendaciones para Romper Paradigmas en la Era de la Información:

  • El primer obstáculo a vencer para aprovechar las oportunidades de la Era de la Información es combatir eficazmente la programación mental tradicional donde se piensa que hay que capacitarse en lo mismo siempre, trabajar duro y no de manera inteligente y mirar con desconfianza el advenimiento y la influencia de las nuevas tecnologías. Para esto comienza un programa de capacitación diario, lee mínimo 15 minutos diarios de libros recomendados, escucha audios de líderes exitosos en Desarrollo Humano y Superación, utiliza recursos en línea y videos para mejorar tu autoestima y visión de los negocios en Internet.
  • Comienza una segunda actividad económica a tiempo parcial para mejorar tu situación económica actual. Si eres empleado(a) o independiente invierte de dos a tres horas diarias después de horas laborales en la franja de las 6 pm a las 10 pm para crear tu propio negocio.
  • Vincúlate a una compañía de network marketing seria y recomendada. Ahora con el poder de las herramientas virtuales y descubre el alcance de la multiplicación de esfuerzos de un grupo que mejorará en corto tiempo la situación económica de todos. Este tipo de compañías proporcionan el mejor entrenamiento para establecer un negocio propio con alcance mundial a bajo costo, sin los dolores de cabeza y las responsabilidades administrativas que tiene un negocio tradicional.
  • Elige un mentor, que es una persona o empresa que te ayuda a recorrer un camino económico comprobado y que te estimula a superar tus propios límites. Aquellos impuestos por otros en tu vida o autoimpuestos.
  • Desarrolla cualidades específicas para ser exitoso en la Era de la Información: disciplina, perseverancia, visión y creencia. Para esto aplica con energía el sistema de capacitación continua anteriormente expuesto.
  • Practica una actividad física regular por lo menos durante veinte minutos o media hora diaria porque esto estimula la liberación de endorfinas en tu sistema nervioso, que son las hormonas del bienestar para el organismo y de la alegría para tu sistema nervioso. Esto hará que tu mente se mantenga abierta y positiva ante los cambios y combata la depresión y el estatus-quo que son enemigos acérrimos de tu progreso.
  • Ten presente que las oportunidades de la Era de la Información no son para privilegiados o superdotados. Son para cualquier persona que esté dispuesta a abrir su mente, poner el esfuerzo, el trabajo y ser enseñable. Y el límite económico de lo que puedes lograr lo ponen ¡TUS SUEÑOS!

Para obtener mejores resultados en la práctica  y ampliar los conocimientos expuestos en este artículo “Rompiendo Paradigmas Económicos en la Era de la Información”, conoce y utiliza el siguiente:

Recurso Recomendado:

Gran Oportunidad de Negocios con Fort Ad Pays – Click Aquí

¡ Aprovecha y vincúlate HOY con nosotros a la mejor oportunidad de negocios en línea de última generación que ofrece ahora Internet con la empresa más sólida, rentable, reconocida y de gran proyección a nivel mundial para tener Independencia Económica y mejorar significativamente tus $$$$ ingresos, desde la comodidad de tu hogar y adicional a tu actividad económica básica: empleo, negocio o profesión !. Sólo necesitas 10 a 15 minutos diarios de tiempo disponible, tener un computador y una conexión a Internet.

 

 

 

*Suscríbete a nuestro Boletín de Información Mensual.*

Comentarios

Un Comentario en Rompiendo Paradigmas Económicos en la Era de la Información

  1. Alvaro Castrillón
  2. Es una realidad. Hemos sido programados desde niños para ser unas marionetas del sistema, estudiar muchos años, obtener títulos, vivir de un prestigio en lugar de ser independientes económicamente y buscar empleos bien pagos como máxima aspiración y realización para un día jubilarse y volver a repetir el ciclo n generaciones. De verdad da vergüenza seguir un método de vida tan trillado, monótono y aburrido. Sólo tenemos una vida y debemos aprovecharla siendo lo mejor que podamos llegar a ser con estos recursos que hoy la tecnología nos ofrece. Felicito a este equipo de líderes del siglo 21.

Deja un Comentario.
Si deseas mostrar una imagen con tu Comentario, obten un gravatar!