La Actitud Ganadora ante los Errores del Pasado

Cometer errores

Uno de los temas más importantes y complejos que tiene el desarrollo humano es proporcionar métodos eficientes y efectivos para el manejo de los errores del pasado, aquellos que comete una persona en diferentes momentos a lo largo de su vida.

Muchas personas se encuentran bloqueadas mental y emocionalmente por diversas situaciones de su pasado en las que voluntaria o involuntariamente cometieron errores y  obraron como no era de esperarse. Bien sea por un grupo que esperaba de ellas otro resultado, por otra persona o por ellas mismas.

Las situaciones que llevan a este conflicto pueden variar desde las más diversas clases como: una decepción amorosa, una frustración académica, la pérdida de oportunidades para progresar, haber invertido mucho tiempo tratando de ayudar a una persona que no se dejó, la pérdida de un negocio, no haber podido ayudar a alguien que lo necesitaba, etc.

Generalmente un error no resuelto del pasado puede llevar a una fobia o a un complejo que martiriza y aprisiona a la persona que lo tiene, y esto se hace sentir con vehemencia en dos de las cuatro áreas de influencia que tiene el ser humano para desempeñarse y vivir en este mundo que son: espiritual, mental, emocional y física. En este caso se afectan las áreas mental y emocional del individuo, lo que le impide vislumbrar nuevos horizontes y volver a creer en nuevas posibilidades.

Los errores como dicen muchos autores de éxito son resultados diferentes al inicialmente programado. Sin embargo en la mayoría de los casos una persona se compromete emocionalmente con un resultado esperado sin establecer un plan de acción que de cabida a situaciones no esperadas, y en su afán por obtener lo que tanto espera actúa de forma intrépida sin tener a la mano otras opciones para lograr el objetivo, y es ahí cuando viene el error y el resultado no deseado que frustra y detiene.

Una de las cosas que enseñamos en las asesorías a nuestros clientes en Crear Futuro, es que las acciones que emprende  un ser humano aunque deben estar fundamentadas en principios y valores morales y éticos como: la integridad, la honestidad, la familia, la solidaridad, etc., no pueden verse como métodos infalibles o absolutos.

Es decir, los planes o acciones a ejecutar deben ser flexibles de acuerdo con las situaciones que se presentan, pero los sueños y las metas no deben ser igual de flexibles a los planes de acción, porque son los que proporcionan energía para actuar y dan dirección en el camino. Un sueño o un objetivo se pueden lograr de diferentes maneras.

Debido a esto los métodos muchas veces contraproducentes empleados por la educación tradicional de rechazo y castigo psicológico a los alumnos cuando no obtienen una nota sobresaliente, generan en la vida práctica del adulto serias consecuencias para el progreso, porque normalmente en las aulas de un colegio o una universidad se enseña primero la lección y luego se aplica la prueba para tratar al máximo de no fallar y si falla se penaliza, pero en la vida real ocurre muchas veces al revés, primero viene la prueba y después se aprende la lección.

Por otra parte, aunque los sueños y objetivos estén claros y definidos para actuar en la vida real, no se puede hacer lo mismo con las opciones que se encuentren para lograrlos, especialmente porque siempre hay que dar un margen de error para que las cosas no ocurran como esperamos.

Observemos esto con un caso real:

Una persona X desea estudiar una carrera profesional que le llama la atención con el sueño u objetivo de ser una gran profesional, digamos Ingeniería Electrónica. Esta persona se encuentra en una edad adecuada 18 a 20 años para entrar a estudiar en un programa de educación superior diurno y no tiene obligaciones económicas mayores porque todavía vive en la casa de sus padres.

En el proceso X elige estudiar en cierta universidad de muy alto nivel académico y aunque X es una persona inteligente, en su proceso educativo anterior de bachillerato no se preparó de la forma que necesita este nuevo centro docente. Pero él no sabe esto y simplemente se compromete emocionalmente con un método que no conoce y un resultado incierto.

Como consecuencia de esto X estudia 5 semestres de la carrera elegida pero llega a ver materias al final que desbordan su capacidad, después de repetidos intentos por aprobarlas, pagando incluso cursos adicionales para lograrlo.

Esto hace que en silencio X se frustre, se sienta inferior a sus compañeros y se retire de la universidad para buscar una solución al problema.

Después de un año de estar trabajando sin estudiar, X decide dejar de manera definitiva la carrera que eligió inicialmente, pero aunque esto reduce las pérdidas económicas de continuar en la universidad que tenía un nivel académico diferente al que el pensaba que tenía, produce en él más tarde un complejo de inferioridad que lo margina socialmente.

Sin embargo a los dos años de retirarse de estudiar X conoce en su trabajo y entabla amistad con compañeros que estudian la carrera de Administración de Empresas y uno de ellos le presta un libro que a X le llama la atención.

Al principio X lee este libro de manera pasajera pero se da cuenta que la información que ahí se encuentra es muy interesante y apropiada para solucionar problemas de manejo y flujo de dinero. Con lo cual X investiga más sobre esta carrera y se aficiona a los libros de la materia, descubriendo así una nueva vocación y pasión.

Y pasa un año más para que él tome con este nuevo interés la firme decisión de estudiar la nueva carrera, pero esta vez lo hace en una universidad nocturna y algo muy importante, hace un análisis de lo que estuvo mal de su parte en su anterior carrera y comienza de nuevo. Pero deja muy en claro que su meta es ser profesional en algo en lo que se sienta altamente competente y que le apasione. Y finalmente se da cuenta que realmente se identificaba más con la nueva carrera que con la primera que eligió.

Cinco años más tarde a la edad de 28 años X recibe su título profesional y ahora es un ejecutivo prestante en una compañía importante, sin complejos y con una valiosa lección que lo proyectará en adelante para sopesar las elecciones que haga en su vida.

Hay dos preguntas después de analizar este caso común a muchos estudiantes que en distintos lugares del mundo viven esta situación y son las siguientes:

¿Estaba X consciente de que la carrera que inició era realmente lo que quería hacer en la vida en términos profesionales?

La respuesta es . Para el nivel de conocimientos y límites que tenía en esa época, esa era la mejor opción que tenía.

¿Fué un error intentar una actividad en la que perdió tiempo y dinero?

No porque aunque estuvo un tiempo intentando algo en lo que pensaba que era la mejor elección, esto lo llevó a investigar una nueva rama del conocimiento que le daría mejores opciones y condiciones, lo que lo llevó a una profunda reflexión respecto a su verdadero potencial y a cumplir su sueño en la vida que desde el principio era ser un gran profesional.

En cuanto al tiempo y el dinero invertidos, la lección aprendida le permitirá a X reducir pérdidas similares o mayores en su vida, en otra época de su vida, con lo cual recuperará aquello que aparentemente perdió.

Nótese con esto que el sueño no cambió en todo el tiempo, pero los planes de acción, carreras académicas variaron para llegar al objetivo.

Aunque es claro que hay muchas situaciones de la vida que ofrecen variantes diferentes y problemas mucho mayores, de este caso de la vida real que analizamos sobre La Actitud Ganadora ante los Errores del Pasado se desprenden unas recomendaciones muy importantes:

  • Un error puede verse como tal para un contexto determinado en un lugar y tiempo precisos. Pero ese mismo error no es válido cuando la información ha cambiado y proporciona otra visión y nuevos métodos para realizar nuevas cosas que antes se ignoraban.
  • Aunque un error pueda verse muy difícil de superar, ten presente que la situación es relativa a un tiempo, un lugar y un contexto y que por lo tanto lo que importa es aprender nuevas maneras de atacar el problema y lograr el propósito inicial.
  • No confundas sueños y objetivos que deben ser permanentes con planes de acción y opciones que son temporales y flexibles.
  • Mantén las actividades humanas en un nivel razonable de logros. Nadie tiene nunca todas las ventajas para hacer las cosas tan perfectamente como se podrían hacer y siempre hay conocimiento nuevo por aprender, no solo en una disciplina en particular sino en todas las ramas del conocimiento humano.
  • No entres en competencia con las demás personas cuando se trata de recorrer tu propio camino. Nadie más tiene tus capacidades ni tus talentos, y el tiempo que te demores logrando tus metas y sueños es un asunto que no le compete a nadie más.
  • No te comprometas emocionalmente con una opción para lograr tus sueños hasta tanto tengas un plan de acción que dé cabida a posibles errores y cómo remediarlos. Aunque eso incluya desistir de esa ruta elegida para lograr tu sueño, meta u objetivo.
  • No seas un idealista a ultranza. Ese es un pensamiento típico del sistema educativo tradicional donde no se pueden cometer errores. En la vida práctica es necesario aprender cuando desistir en alguna actividad que no ofrece logros con un tiempo razonable de intentos para encontrar nuevas opciones que maximicen tu rendimiento.
  • Asume tu responsabilidad cuando cometas un error por acción u omisión, aprende la lección y toma la determinación de no repetirlo nuevamente en el futuro para evitar nuevos inconvenientes.
  • Ten presente que la sabiduría que proporcionan los errores es invaluable y son un arma poderosísima para enfrentar situaciones y abrir caminos en momentos de la vida donde las circunstancias pueden ser muy adversas.
  • Una de las razones más críticas por las cuales las personas no logran sus metas, es que no tienen a quien consultar o tomar en calidad de consejero o mentor, que es una persona que ha llegado a donde se quiere llegar, y que está dispuesta a compartir sus conocimientos con otros. Por eso en Crear Futuro Global cuentas con recursos altamente valiosos para que recorras tu camino asesorado por los mejores Coachs o entrenadores en Desarrollo del Talento Humano.

Para obtener óptimos resultados en la práctica y ampliar los conocimientos expuestos en este artículo sobre La Actitud Ganadora ante los Errores del Pasado, te invito a conocer y utilizar nuestro:

Recurso Recomendado:

Conquista Tus Metas – Click Aquí

Con esta guía práctica y completa aprenderás a definir, establecer y conquistar metas y objetivos motivantes, efectivos y alcanzables para desarrollar una actitud ganadora ante los errores del pasado. Entrando y desarrollando el hábito de la acción de manera continua para lograrlo.


 

 

*Suscríbete a nuestro Boletín de Información Mensual.*

 

Comentarios

Un Comentario en La Actitud Ganadora ante los Errores del Pasado

  1. Lorena Beltrán
  2. Fabuloso artículo, muy inspirador, me encantó! , gracias por compartirlo

Deja un Comentario.
Si deseas mostrar una imagen con tu Comentario, obten un gravatar!