Educación Financiera y Técnicas para Eliminar las Deudas

Eliminar las deudasLas deudas son un tema delicado, doloroso y reservado para muchos, pero crucial que acercan o alejan de la libertad financiera y de la riqueza, o por lo menos de una vida digna y más tranquila, sin angustias de tener acreedores y cobradores que molesten y atormenten nuestra privacidad.

La situación hoy día a escala mundial es altamente preocupante, porque un gran porcentaje de personas entre los veinte y los sesenta años tiene problemas de solvencia económica, mala administración del dinero y alto nivel de endeudamiento en lo que se conoce a nivel de finanzas como deuda mala.

Como vivimos en una sociedad de consumo y el dinero actual no está respaldado en ningún activo de valor como antes ocurría por ejemplo cuando las monedas de los países estaban respaldadas en oro, después de la administración del presidente estadounidense  Richard Nixon en la década del setenta, el dinero perdió su valor sustentado en un patrón de baja volatilidad como el oro y se convirtió en un instrumento de circulación e intercambio comercial basado en la deuda pública y privada.

(Escucha este audio antes de continuar)

Por tal razón a partir de ese momento histórico los países y las personas comenzaron a endeudarse con el sistema financiero local y mundial de manera desmedida y hoy en día todos los países y sus economías deben pagar altísimas deudas que tienden a incrementarse en función del gasto público en lugar de reducirse.

Obviamente los principales actores de la promoción de este conflicto los bancos, se han especializado desde entonces en sacar al mercado más y más instrumentos para endeudar al público, comenzando por las tarjetas de crédito, que son el dolor de cabeza No. 1 para muchas personas y familias que han visto arruinada su vida y su historia crediticia por muchos años, resultando esto en serios problemas de convivencia que han terminado relaciones de pareja, amistades y llevado personas a la demencia, a los delitos y al suicidio, por nombrar algunos de ellos.

Lamentablemente la gran mayoría de personas no son conscientes del crecimiento de su endeudamiento y por ser compradores compulsivos, continúan adquiriendo bienes de consumo hasta que la situación es desesperada, y o bien se declaran en quiebra o pierden el juicio y producen daños en su vida a todo nivel, mucho mayores a los que produjo el mal uso del dinero plástico (nombre comercial de las tarjetas de crédito).

Pero hagamos un breve análisis del proceso de endeudamiento del común de las personas.

Existe ante todo un principio válido para el movimiento de grandes capitales en la economía y es que para potenciar y producir el consumo, se necesita incentivar las emociones del público. Es decir que la toma de decisión para comprar un artículo o bien de consumo está altamente influenciada, diríamos en más de un 90% por las emociones desbordadas de un comprador.

Según esto, es claro que nadie compra por comprar de manera lógica. Lo que ocurre es que los sentimientos de deseo o carencia de un artículo motivan de manera directa o fehaciente a toda persona para comprar, bien sea con dinero en efectivo o a crédito.

Por ejemplo, si en tu casa no hay mercado suficiente y faltan varios artículos de consumo masivo como: jabón, crema de dientes, lácteos  huevos, etc., tu decisión de compra está basada en una necesidad y por tanto en un sentimiento de carencia, lo que provoca entonces que tengas que comprar de manera inmediata utilizando tu dinero ganado legalmente  o el dinero que no has ganado como el de la tarjetas de crédito, hoy en día con el servicio de los avances en efectivo.

Otra cara de la moneda es la compra influenciada por el deseo,por ejemplo cuando ves una propaganda en TV muy sugestiva emocionalmente, digamos unas merecidas vacaciones a un sitio turístico con una playa paradisíaca que está siendo anunciado con una gran promoción en un paquete de 5 días y 4 noches con todo incluido: tiquetes aéreos, comidas y bebidas ilimitadas, traslado hotel aeropuerto y varias facilidades más.

En este caso, si tienes tus necesidades básicas cubiertas pero no te alcanza para pagar las vacaciones, sientes una emoción que puede ser verdadera a nivel físico de tomar y merecer unas vacaciones como esas, pero tus ingresos y/o deudas actuales no permiten más pagos a crédito a costo de reventarte financieramente.

Por supuesto que tomar unas vacaciones necesarias en un excelente lugar es una gran inversión para el cuerpo y el espíritu, pero no con dinero que no se tiene y con pagos que no se pueden hacer.

Otro caso ocurre por ejemplo cuando vas de paseo por un centro comercial y vas con tu tarjeta de crédito en la billetera.

Motivado(a) por un artículo en vitrina te miras con ese nuevo saco, chaqueta, zapatos, etc. y sientes bienestar y la admiración y la envidia de tus conocidos, pero aunque sabes que no puedes pagar ahora esa compra y a futuro tampoco, dado que aumentas las cuotas de cobro de una manera dramática, lo haces igualmente y te endeudas nuevamente utilizando la tarjeta de crédito, causando no pocos problemas a tu ya lastimada economía.

Existe además un método terrible que utilizan muchas personas para aliviar sus deudas con el sistema financiero y es el llamado carrusel de tarjetas, cuando para pagar las cuotas de cobro de una tarjeta, utilizan avances en efectivo de otras tarjetas, y así sucesivamente tratando de pagar una deuda con otra, hasta que el juego no es sostenible y  la situación desborda en una deuda muy alta que acaba con cualquier ingreso que la pueda pagar.

Las tarjetas de crédito entre otros instrumentos financieros de deuda son consideradas como deuda mala, refiriéndose a que esta es una deuda que tú mismo(a) debes pagar en los plazos que estipule el banco emisor, o de lo contrario enfrentarás serias complicaciones legales como embargos, y financieras por el cobro de intereses de mora con los reportes en centrales de riesgo que dañan tu historia crediticia por varios años.

Adicionalmente en algunos países el endeudamiento irresponsable del público se castiga legal y penalmente con la pérdida de la libertad o cárcel.

La deuda buena es por ejemplo cuando alguien más paga un crédito por tí, por ejemplo cuando sacas una hipoteca con un banco para comprar una casa  y las cuotas las cubre un inquilino.

Ante semejante panorama que es la realidad dolorosa y latente de mucha personas, lo mejor es tomar en consideración seriamente tu vida y saber que el dinero mal empleado sobre todo el que utilizas empleando instrumentos de deuda, es un asunto extremadamente delicado y peligroso que puede significar años de dolor, tristeza y escasez económica.

A continuación te daré unas recomendaciones muy útiles para que utilices, lo demás lo cubrirá con gran efectividad nuestro recurso recomendado.

1. No compres bienes de consumo masivo o productos de canasta familiar comida, aseo y ropa utilizando tarjetas de crédito, salvo en casos muy excepcionales y con una base de pago real, no imaginaria.

2. Nunca utilices todo el cupo de las tarjetas de crédito. Porque terminarás pagando mucho más en las cuotas y por más tiempo.

3. No cargues en tu billetera tarjetas de crédito, precisamente para no exponerte ante tentaciones innecesarias. Y siempre date por lo menos 24 horas para pensar una deuda a crédito donde no intervengan las emociones desbordadas.

4. No hagas avances en efectivo, salvo en casos extremadamente importantes y por cantidades menores a 100 dólares, porque este servicio es el más costoso a nivel de deuda que ofrecen los bancos.

5. Si estas altamente endeudado(a) pero tienes trabajo actualmente, paga a capital la deuda actual y haz un plan financiero con fecha para salir de la deuda total.

6. Cuando mires una propaganda con publicidad muy sugestiva que despierta en tí un deseo ardiente de consumo, piensa inmediatamente o trae a escena en tu mente las consecuencias de tomar una acción precipitada y el dolor que una deuda nueva traerá a tu vida en el futuro inmediato.

7. Nunca hagas planes alegres para endeudarte, como decir: “conseguiré trabajo o dinero sin tenerlo y pagaré esta deuda”.

Y especialmente ten en cuenta esto  para pagar actividades de esparcimiento como salidas nocturnas, consumo de bebidas, comidas, etc.

8. Si tienes un trabajo estable y eres una persona disciplinada en el manejo del dinero, evalúa tu capacidad de endeudamiento sobre una base real que no te ponga en apuros económicos. Esto quiere decir tener todas tus necesidades cubiertas y no sacar de tu ingreso básico para pagar cuentas de cobro.

9. Nunca utilices una deuda para pagar otra. Esto aplica a tarjetas de crédito, hipotecas u otros instrumentos financieros.

10. Utiliza las tarjetas de crédito primordialmente para pagar bienes o inversiones que o bien te produzcan más dinero como: negocios propios, cursos de superación, de educación financiera o profesional, o de negocios que puedas aplicar a corto plazo o que incrementen tu conocimiento y fortaleza mental, lo cual se traducirá en el corto, mediano y largo plazo en mayor producción económica.

Para obtener mejores resultados en la práctica y ampliar los conocimientos expuestos en este artículo sobre educación financiera y técnicas para reducir tus deudas, te invito a conocer y utilizar nuestro:

Recurso Recomendado:

Tips Financieros: El Mejor Material de Inteligencia Financiera – Click Aquí

Con este valioso recurso de Educación Financiera aprende cómo mejorar tus finanzas personales e incrementar tu Inteligencia Financiera para construir tu Independencia Económica en lugar de confiar en la vieja seguridad laboral. Este curso viene con recursos en: Excel, Pdf, Videos y Boletines, para aprender y dominar los principios básicos sobre finanzas, inversiones y negocios, de manera sencilla y práctica.

 

 

 

 

*Suscríbete a nuestro Boletín de Información Mensual.*

 

Comentarios

4 Comentarios en Educación Financiera y Técnicas para Eliminar las Deudas

  1. Jenny
  2. Buenas Tardes: Agradezco el comentario es de mucha importacia, tomar cartas en el asunto y tener diciplina y compromiso con nosotros mismos de no trabajar solo para pagar deudas..

    Mil Gracias..

    Hola Jenny
    Las deudas son una asunto muy importante que debemos aprender a administrar correctamente y convertirlas en un apoyo y no en una carga financiera.
    Espero haya servido la información.

  3. pedro
  4. EXCELENTE ARTICULO MUY BIEN PENSADO GRACIAS

    Hola Pedro
    Gracias por tu apreciación y espero sirvan estas herramientas para dominar ese tema tan delicado e importante: las deudas.

Deja un Comentario.
Si deseas mostrar una imagen con tu Comentario, obten un gravatar!