Como Superar el Rechazo

Como Superar el Rechazo

El rechazo es sin duda uno de los temas más espinosos y difíciles en las relaciones humanas y todo ser humano lo experimenta en diferentes etapas de su vida y en varias áreas  personales que afectan el comportamiento presente y futuro.

El rechazo ocurre por diferentes razones pero en general sucede porque la mente subconsciente de una persona establece barreras de protección frente a la información que recibe de otra persona o del medio en forma de mensajes hablados, actos, pensamientos y emociones.

El rechazo lo sentimos todos en diferentes áreas de la vida: en los negocios, en el amor, en las amistades, en el trabajo, en la convivencia diaria con vecinos, etc., y sin duda el efecto que causa depende de la forma en la cual lo manejamos o administramos.

Es normal sentir rechazo de algunas personas porque no es posible encajar en todas las expectativas que tienen los demás acerca de la vida y de otras personas.

Lamentablemente entre las causas que producen el rechazo de una persona frente a otra se unen las emociones negativas que degradan al ser humano frente a sí mismo y frente a otros: la envidia, los celos, el odio, el orgullo, la rivalidad, la autosuficiencia, el desprecio, la mentira, el engaño, la traición, etc.

Existen además de estas otras causas que producen el rechazo y que autolimitan al individuo frente a las oportunidades y el cambio. Entre estas tenemos: el miedo o temor a lo desconocido, las dudas, la inseguridad, la baja autoestima, la falta de iniciativa personal, etc.

Muchas personas rechazan los cambios positivos en su vida porque representan una amenaza contra su zona de comodidad por dolorosa y triste que esta sea. Y como decíamos al comienzo esto se debe principalmente al gobierno de la mente condicionada o subconsciente que ejecuta acciones de acuerdo al programa de actos, pensamientos y emociones que ha impreso con el tiempo.

El rechazo no siempre es negativo y es una medida de protección del cerebro contra factores que puedan poner en peligro: la vida, la salud, la estabilidad psicológica, la paz y los principios y valores morales y éticos.

Analicemos entonces las formas más comunes en las cuales se presenta el rechazo y cómo afecta a quien rechaza y al rechazado:

En los negocios

Esta es una de las áreas de la vida donde el rechazo puede causar efectos altamente negativos o positivos.

En un sentido negativo cuando una persona debido a su ignorancia, temor a lo desconocido, dudas o desconfianza no acepta que existen nuevas o productivas formas de ganar el dinero sin tanto esfuerzo físico e intelectual como lo establecen las viejas formas establecidas por la Educación Tradicional: mucho estudio, empleo por años y  jubilación. Diremos entonces que el rechazo es la manifestación directa de la resistencia al cambio.

En un sentido positivo el rechazo protege cuando una persona educada bajo principios y valores morales con gran sentido de la responsabilidad protege su integridad a no aceptar sobornos en un cargo público, mordidas o entrar al mundo de los negocios de la mafia como: las drogas, el tráfico de armas, la trata de blancas, etc.

Muy especialmente en los negocios toda persona que se atreve a hacer algo diferente para ganar de forma inteligente el dinero, obviamente de forma legal moral y ética, será bombardeada por el rechazo de otros que están programados inconscientemente a seguir patrones sociales establecidos que no son garantía de progreso real ante los nuevos desafíos que enfrenta una sociedad.

En el amor

Este es uno de los aspectos del rechazo más dolorosos y que más aqueja la vida de muchas personas que no son aceptadas como son por personas que se creen superiores, diferentes o que son altamente superficiales. Y aunque nadie está obligado a querer a nadie o a interesarse sentimentalmente por nadie es bueno hablar francamente desde el principio y no dar esperanzas a la otra persona cuando no se siente nada por ella diferente a una buena amistad.

Este aspecto del rechazo ocurre principalmente en los jóvenes entre los 15 a 25 años que por su falta de experiencia e ingenuidad se dejan llevar por el atractivo físico de otra persona sin considerar primero el nivel de madurez , principios y valores morales del ser anhelado para no llevarse desagradables sorpresas con el tiempo, más tarde o más temprano.

En las amistades

Las relaciones sociales ofrecen un amplio espectro de temperamentos, necesidades, gustos y preferencias. Y por tal razón las personas chocan y se rechazan en los ambientes de trabajo, estudio y vida social. Por lo que de antemano se sabe por señales no habladas cuando una persona no se siente a gusto con otra, o si ambos se repelen debido a sus diferencias, lo cual no es un acto censurable, siempre y cuando cada uno respete la libertad de la otra persona de ser y pensar de forma diferente.

En un sentido negativo una persona que carece de una educación responsable en valores y principios morales y éticos se torna influenciable  y da cabida a las malas amistades que lo llevan a la ruina, a los vicios, a perder su libertad en una cárcel o a la muerte sorpresiva o por enfermedad.

Sin duda uno de los mejores y benéficos efectos del rechazo está en impedir la entrada a la vida personal de personas y compañías que están enfermas moral y psicológicamente y que su único propósito como las células cancerosas es contaminar y destruir a otras y así mismas durante el proceso.

Es importante anotar que una cosa es no involucrarse con personas que llevan estilos de vida que difieren radicalmente a los valores particulares. Sin embargo esto no exime el poder ayudar a alguien en un momento de necesidad y utilizar esto como pretexto para discriminarle como ser humano que puede superarse y cambiar.

En el trabajo

Los ambientes laborales son el epicentro de presiones y emociones mezcladas. Esto hace que las personas deban acoplarse a un grupo de trabajo cuyos integrantes no simpatizan en muchos casos entre sí mismos, debido a los problemas personales que experimentan muchos en su vida personal, familiar unido a las emociones del momento, los gustos y las preferencias. Y como resultado los trabajadores deben lidiar con el rechazo en su entorno de trabajo diario.

En las relaciones comunitarias

Es increíble el nivel de rechazo al cual se acostumbran miembros de una misma comunidad, por envidia, orgullo, rivalidad, desprecio, etc., e incluso se observan vecinos a dos metros de distancia que no cruzan palabra por años debido a un nivel de rechazo conscientemente cultivado y aceptado en sus diferencias.

Por lo pronto diremos que en este caso la parte que sufre primero el rechazo no está obligada a buscar aceptación de la otra, sin embargo la cortesía cuando se pueda es un arma disuasoria importante para limar asperezas.

El rechazo merecido

Existen personas que cometen faltas graves contra los valores y principios, hacen daño a otros deliberadamente, sea a una persona, a varias, a la familia o a la sociedad. Y se ganan un rechazo merecido debido a sus malas acciones. Sin embargo muchos de ellos pretenden que no ha sucedido nada y quieren que todo vuelva a la normalidad sin sentirse rechazados para en muchos casos seguir haciendo de las suyas.

Pero no se puede entrar en la mente de las personas haciendo daños, creando barreras y luego esperar que la aceptación sea natural y permanente. Lo dice el viejo adagio: ” Crea fama y échate a dormir”.

De nada sirven las promesas y los buenos propósitos para evitar el rechazo cuando la vida diaria va por otro camino. El ejemplo y las acciones hablarán más fuerte que cualquier buen deseo que se tenga para impresionar a otros.

Las siguientes recomendaciones útiles ayudarán a manejar o administrar los efectos del rechazo:

  • Es importante tomar consciencia que aunque cada ser humano está en su plena libertad de identificarse con lo que quiera, de tener gustos y preferencias diferentes, es un ser social y hace parte de una comunidad, por lo cual el prodigar rechazo a otros sin razón justificada sólo contribuirá a crear aislamiento y soledad que a la postre puede costar caro en un momento de necesidad.
  • Muchas personas son resistentes a los cambios y temen la desaprobación social antes que su propio bienestar, y esto lo hacen de forma inconsciente debido a su programación mental de años cultivada y aceptada, por lo cual rechazan por anticipado todo aquello que intente sacarlos de las viejas formas de pensar aunque se perjudiquen. Y esto ocurre muy especialmente a nivel de los negocios y emprendimientos.
  • De modo que el mejor consejo es no desgastarse con el rechazo que estas personas entregan y si buscar personas nuevas e inquietas por querer mejorar y cambiar su estilo de vida.
  • En los negocios es importante evitar el rechazo de las nuevas ideas, especialmente cuando se sabe muy poco o no se sabe absolutamente nada acerca de ellas. El cambio tiene la gran particularidad de que no avisa cuando llega y tampoco pide permiso, por tanto quienes se resisten a él y no lo investigan y se apropian de sus fortalezas son los que pagan las peores consecuencias.
  • En el amor el mejor consejo según varios expertos en temas de pareja  es no idealizar a nadie, no pretender que alguien es diferente a como en realidad es y no ir más adelante de lo que actualmente sucede. Muchos amores platónicos terminan desastrosamente porque la personalidad de la pareja es o era totalmente diferente a como se pensaba.
  • Antes que la belleza y las apariencias, el conocer los valores y principios de una persona y la buena comunicación pueden evitar el rechazo anticipado de alguna de las partes.
  • En las relaciones sociales el rechazo puede aparecer de manera frecuente por diferencias entre valores, principios y estilos de vida. Sin embargo aunque nadie está obligado a intimar con nadie que no quiera, la cortesía y la amabilidad ayudan con mucho a superar las barreras mentales y emocionales.
  • En los ambientes laborales se recomienda emplear la cortesía y la tolerancia sin necesidad de intimar con nadie de forma obligada. Todos los trabajadores que laboran en una empresa  necesitan el trabajo para pagar sus compromisos y obligaciones personales y familiares. Y se debe buscar la forma de hacer del sitio de trabajo un lugar menos tortuoso para todos, aunque haya que esforzarse un poco para lograrlo ante las diferencias que surjan entre los miembros.
  • Cualquier persona responsable y comprometida con los principios y valores que protegen las instituciones y la sociedad debe rechazar las influencias negativas que vengan de otros: los vicios, los delitos y toda práctica que vulnere los derechos fundamentales de otros y la propia vida, salud y estima.

Para obtener mejores resultados en la práctica y ampliar los conceptos vistos en este artículo sobre “Como Superar el Rechazo”, conoce  y utiliza nuestro:

Recurso Recomendado:

15 Claves para Lograr una Autoestima Indestructible – Click Aquí

Curso práctico para ayudar eficazmente a las personas a sanar y mejorar su autoestima de manera profunda disminuyendo el impacto del rechazo. Programa intensivo con una duración de 24 días.

 

 

 

*Suscríbete a nuestro Boletín de Información Mensual.*

Comentarios

2 Comentarios en Como Superar el Rechazo

  1. Julio Ruiz
  2. Hola, es verdad que el rechazo es un sentimiento natural que afecta a la mayoría de personas y a veces depende mucho de la autoestima, los valores inculcados y cultivados que se tenga como experiencia de vida para poder sobrellevar este tipo de situaciones y ante todo no hay que rendirse ni culpar a terceros, sino meditar bien las cosas y analizar porque te sucede y como cambiar para bien!.
    Saludos.

  3. Florencio Archibold
  4. Hay que aprender y tomar la determinación de liberarse del rechazo, porque mucha de nuestra actuación diaria a lo largo y ancho de nuestros años de vida obedecen a patrones o posturas de rechazo en nuestro subconsciente por situaciones de rechazo que sufrimos desde nuestro desarrollo prenatal. Dios nos ayude.

Deja un Comentario.
Si deseas mostrar una imagen con tu Comentario, obten un gravatar!